Slide01

YHWH el Todopoderoso establece sus ordenanzas “mishpatim” para garantizar el carácter de su santidad, justicia y misericordia en toda la nación de Israel.

Ordenados ya los diez mandamientos, YHWH ordena a Moisés transmitir al pueblo varios de estos estatutos, revelando en primer lugar su más importante atributo: el Amor, el trato a los esclavos, el amor al prójimo, el respeto, la dignidad del ser humano. Estudiaremos también la intervención de Moisés como mediador entre YHWH como “Patrono” e “Israel” como cliente” enmarcado en el modelo relacional de “Patrono/ Cliente”.

En esta parashá le estamos dando énfasis a la leyes de los esclavos. Que si alguien compra un siervo hebreo deberá dejarlo ir después de seis años de servicio; si entró solo saldrá solo, pero si su amo le dio mujer y ésta tuvo hijos, la mujer y los hijos serán del amo. Si el siervo no quiere irse, entonces le será perforada la oreja y será su siervo por siempre. Aquí hay algo SUMAMENTE interesante de aprender al descubrir la definición del rol de creyente: SIERVO DE TODOPODEROSO.