Slide01

Comienza esta sección con los preceptos que los hijos de Israel deben cumplir para ser kedoshim, o sea tener un elevado nivel de santidad. Se prohíbe adorar ídolos, robar, negar que uno robo, jurar en falso, retener propiedad ajena, retrasarse en el pago a un empleado, odiar o maldecir a otro judío (especialmente grave cuando se trata de los padres), hablar chismes, poner un obstáculo físico o espiritual frente a otro (impidiendo que cumpla un mandamiento), pervertir la justicia, no actuar en ayuda de un semejante que se encuentra en peligro, avergonzar a otro, ejercer venganza, guardar rencor, realizar mezclas irregulares como por ejemplo en animales o en prendas, las que no deben tener mezcla de lana y lino, cosechar un árbol durante sus tres primeros años, embriagarse, practicar brujería, afeitarse barba y patillas, efectuarse tatuajes en la piel, etc.

Estudiamos mandameintos como respetar a los padres y ancianos, respetar el Shabat, dejar parte de la cosecha para los pobres, amar al prójimo, comer frutas de un árbol en su cuarto año en Jerusalem, respetar el Bet Hamikdash, respetar a maestros, a ciegos y a sordos. La vida familiar debe ser sagrada. No se debe imitar el comportamiento de otros pueblos, a fin de tener el mérito de poseer la Tierra de Israel. Se debe cumplir con el kashrut (alimentos aptos) y mantener el status separado y particular del pueblo hebreo.