Slide01En este video unimos las parashá Behar (en el monte) y B’chukotai (en mis decretos) . YHWH habla a Moisés desde monte Sinaí para dar las instrucciones acerca del año shemita y el Jubileo. La tierra deberá descansar un año cada siete, y las personas deberán comer de lo que la tierra produzca espontáneamente. Se ordena contar siete semanas de años, completándose un total de cuarenta y nueve; el año siguiente es el Jubileo

Entonces aquí en este año se dejará en libertad a todos los esclavos; la tierra también deberá tener su shabbat o sea su reposo.

En esta parashá se establece la ley del redentor, el pariente más cercano deberá hacer el rescate por familiar que haya empobrecido. Una vez más se recuerda la prohibición de erigir ídolos; también se recuerda el compromiso de guardar el Shabbat y reverenciar el santuario.

YHWH establece la condición de que si Yisrael cumple sus mandamientos, Él hará prosperar la tierra con fruto y dará seguridad a Su pueblo dentro de ella. En el libro de Deuteronomio veremos un paralelismo a esta porción de levítico tocante a las bendiciones y la maldiciones. Uno de los beneficios de la obediencia será que los enemigos caerán ante Yisrael y YHWH andará de nuevo entre Su pueblo. Si Yisrael, por el contrario, no oyere los decretos de YHWH, su trabajo será en vano, la tierra no dará su fruto y los enemigos se enseñorearán de ella; serán añadidas por ello nuevas plagas y bestias salvajes que arrebaten a los hijos, destruyan el ganado y diezmen a los hijos Yisrael.

Hay mucho mas en esta parashá pero en el video esto es lo que cubrimos cerrando con una exhortación muy enfática a la obediencia, entendiendo que YHWH solo va recompensar si en lo poco hemos sido fiel.